Un Ritual lleno de Pasion y Amor

"Te reclamo como mi compañera. Te pertenezco. Te ofrezco mi vida. Te doy mi protección, mi fidelidad, mi corazón, mi alma y mi cuerpo. Tu vida, tu felicidad y tu bienestar serán lo más preciado y estarán por encima de todo siempre. Eres mi compañera, unida a mí para toda la eternidad y siempre bajo mi cuidado”



lunes, 27 de junio de 2011

REUNION OSCURA/ESCENA ELIMINADA 2

Saga oscura:escena eliminada de "Dark Celebration" -
fuente:http://www.cazadorasdelromance.net
traduccion:no tiene creditos



Barack y Syndil


Barack miró fijamente hacia fuera a las ruinas ennegrecidas del campo de batalla. Los vampiros habían reducido la una vez hermosa tierra a humo y cenizas. Los árboles lloraban lágrimas venenosas que goteaban y corrían hacia abajo por los torcidos troncos. Frágiles ramas habían sido cortadas dejando tocones irregulares a lo largo de los troncos agrietados y sangrantes. Debajo, sobre la tierra despojada de todo verde, reposaban las ramas rotas como guerreros caídos.

Una mujer solitaria caminó descalza en el medio de la masacre, sus brazos extendidos, su cabeza echada atrás, alzando la vista a las entretejidas nubes de nieve. Su denso cabello largo voló alrededor de ella como una capa de seda, acariciando sus caderas bien proporcionadas con cada paso que ella daba. Ella vestía una falda simple que revoloteaba y una ligera blusa campesina, sin embargo, ella parecía una reina mientras se movía a través de la tierra estéril. Detrás de ella, como una alfombra brillante de esperanza destacando claramente contra la devastación, con cada huella de su pie, la hierba verde y los brotes minúsculos brotaban a través del suelo ennegrecido. El viento llevaba el sonido de su voz, suave y melodioso, a medida que su cántico engatusaba la tierra para dar paso a la nueva vida. Ella comenzó a balancearse con el ritmo de su canción, sus pies siguiendo un patrón de siglos de antigüedad sabido solamente por las mujeres de su linaje. Sus manos tejieron un intrincado diseño elegante en el aire y con cada movimiento el viento susurró a través de las hojas marchitadas y respiró vida nuevamente dentro de ellas.

Barack contuvo su respiración cuando miró a Syndil realizar la danza de la curación sobre la tierra llena de cicatrices, su corazón sincronizado al ritmo de la música, su pulso resonando en sus oídos. Ella era hermosa. Etérea. Ella era una leyenda que cobraba vida, moviéndose con tal elegancia y belleza por la devastación completa de la tierra que el contraste sacaba a la luz la lucha de la vida y muerte, el bien y el mal.

Syndil pareció olvidar al corro de espectadores, pero Barack era sumamente consciente de ellos, el asombro en sus caras, el respecto y la conmoción. Había tanto poder en su magia femenina. Los varones de su especie eran guerreros, oscuros y peligrosos, llamaban a las tormentas, usaban el relámpago, sin embargo, sus mujeres tenían gran influencia en la armonía del universo. Ellos se juntaron también, colocándose hombro con hombro con los hombres. El viento alborotó sus cabellos y, como si fueran uno, dieron un paso hacia delante, levantando sus brazos y balanceándose al ritmo de Syndil. Desari elevó su voz en primer lugar, su canción en aumento para mezclarse con el cántico de Syndil. Las palabras antiguas, a diferencia de los sonidos más guturales del canto curativo, eran una mezcla de melodías agradables al oído.

Una por una las otras mujeres se unieron, hasta que el bosque sonó con su canción, ayudando al poder de Syndil, de modo que la energía crujiera en el aire por todo el campo ennegrecido. Los nuevos brotes surgieron incluso más rápidamente, las hojas en los árboles irrumpieron en vibrantes tonalidades de verdes. Sus pies encontraron el patrón de la danza de Syndil y del movimiento elegante de sus manos, y se movieron en un círculo alrededor del área donde ella estaba trabajando, todo el tiempo alimentándole su fuerza.

Los hombres formaron un anillo más limitado de protección, ojos cuidadosos buscando en el interior del bosque que los rodeaba, abarcando las cimas de los árboles y el suelo donde Syndil realizaba el equivalente a un milagro.

Barack casi se perdió el ligero aumento del suelo, como algo siniestro que seguía a Syndil con sigilo, moviéndose justo por debajo de la superficie, empujando la suciedad no más de media pulgada.¡Syndil! ¡Detrás y debajo de ti! Le avisó a ella a través de su comunicación más íntima, sabiendo, incluso en lo que se tarda en coger aire, que ella nunca oía a nadie ni nada cuando curaba la tierra.

Agradezco a  Danyyy del blog Academia de Vampiros, por acercarme este pequeño fragmento, de otra de las escenas eliminadas de Reunion Oscura.

Aclaracion-Disclaimer

La Saga Serie Oscura, es propiedad de la talentosa Christine Feehan.
Este espacio esta creado con el único fin de hacer llegar los primeros capítulos de estas magnificas obras a todos ustedes que visitan el blog. Lamentablemente, en latinoamericano muchos de estos maravillosos ejemplares, no estan al alcance de todos.
Si tienes la posibilidad de conseguir estas historias en tu pais, apoya el trabajo de Christine y compra sus libros. Es la unica manera de que se continue con la publicacion de los mismos.
Gracias por su visita
Mary